Ya sabes que, además de gimnasia de mantenimiento en Aravaca (Madrid), con nosotros puedes iniciarte en el mundo del ballet clásico. En esta nueva entrada del blog repasamos algunos de sus pasos y posiciones principales.

 

Empezamos por el adagio, una sucesión de movimientos lentos y elegantes. El allegro incluye a todos los movimientos brillantes y rápidos. Con estos pasos el bailarín consigue ligereza y suavidad. El arabesque es una de las posiciones básicas del ballet clásico. Con el cuerpo de perfil, se apoya una pierna extendida hacia atrás y las manos se colocan en varias posiciones. En Ballet M H te recordamos que el objetivo es crear la línea más larga posible desde la punta de los dedos de la mano a los dedos del pie. Por su parte, el assemblé es un paso en el que el pie que trabaja se desliza sobre el suelo antes de ser lanzado al aire. 


Siguiendo con la terminología básica del ballet clásico, es importante recordar que con "balance" nos referimos al paso de balanceo que alterna el equilibrio mediante el vaivén del peso de un pie al otro. El "ballon" es la cualidad de saltar en la que el bailarín se eleva del suelo, hace una pausa en el aire y desciende para rebotar suavemente. Otra cosa a tener en cuenta es que todos los pasos de elevación empiezan y acaban con un plié. Los pliés son lo primero que se aprende en ballet. Hay dos pliés principales: grand plié o flexión completa de las rodillas y demi-plié o flexión media de las rodillas. Además son perfectos para preparar el cuerpo al comienzo de la clase. Recuerda que, como en la gimnasia de mantenimiento en Aravaca (Madrid), el calentamiento es algo elemental a la hora de practicar ballet.