Como centro de gimnasia de mantenimiento en Aravaca (Madrid) queremos hacer un repaso por las lesiones más comunes que pueden sufrir los bailarines. En otro post resaltamos precisamente la importancia del calentamiento casualmente por eso, para evitar lesionarnos.


Como ocurre con todo tipo de actividad física, bailar esconde siempre cierto riesgo físico que hay que conocer y evitar. Aunque la verdad es que el desgaste es distinto en cada modalidad de baile, en la mayor parte, las lesiones son las mismas. Por eso los profesionales de Ballet M H están convenientemente formados para ayudarte a evitarlas. Es parte de su papel. Por eso es esencial acudir a una academia como la nuestra, donde el personal es especialista y puede orientar al alumnado de forma adecuada.


Entrando ya de pleno en el tema de las lesiones más habituales y recurrentes, hay que empezar por los esguinces. Son lesiones de los ligamentos de cualquier parte del cuerpo. Comúnmente se conocen como torceduras y pueden ser consecuencia de movimientos bruscos como caídas y giros excesivos. Se suelen localizar en tobillos, codos y muñecas y en ocasiones contadas también en la columna vertebral. En nuestras clases de gimnasia de mantenimiento en Aravaca (Madrid) aprenderás la importancia de calentar para evitar este tipo de lesiones. Lesiones entre las que también destacan las ciatalgias, irritaciones del nervio ciático. Otra es la tendinitis de Aquiles, inflamación del tendón que une los músculos de la pantorrilla con el hueso del talón. Suelen sufrir esta lesión los bailarines que hacen saltos continuamente sobre las puntas de los pies.