El alumnado de nuestra escuela de danza y baile en Aravaca (Madrid) sabe bien lo importante que es realizar un buen calentamiento antes de comenzar con los ejercicios. Queremos con este post explicarte cómo hay que hacer unos buenos estiramientos para evitar posibles lesiones durante el baile.


Lo que hacemos con el calentamiento es prepararnos física, fisiológica y psicológicamente para la actividad, independientemente de su intensidad. Entrando correctamente en calor aumentará nuestro rendimiento como bailarines y se reducirá el riesgo de que padezcamos una lesión. En Ballet M H conseguimos subir poco a poco de intensidad hasta alcanzar el nivel de actividad deseado. Logramos que nuestro ritmo cardiaco y nuestra respiración se adapten al ejercicio que vamos a realizar y que nuestra musculatura y tendones hagan lo mismo de forma paulatina.


Con un calentamiento correctamente dirigido por los profesores de nuestra escuela de danza y baile de Aravaca (Madrid) conseguiremos aumentar la velocidad de contracción y relajación y mejorar nuestras condiciones neuromusculares. Aumentamos también el flujo sanguíneo local, el intercambio metabólico y la actividad enzimática. Por último, tienes que tener claros los pilares sobre los que se asienta un buen calentamiento: intensidad, duración y contenidos. Obviamente, la intensidad ha de ser menor a la de las actividades que desarrollarás después. Poco a poco iremos subiendo de intensidad hasta alcanzar el nivel de esfuerzo de la actividad central. Un buen calentamiento debe durar entre 8 y 15 minutos. De todas formas, este tiempo es proporcional a la intensidad del ejercicio. Es decir, cuanto más intenso sea, más minutos deberemos dedicar al calentamiento