Como expertos en gimnasia de mantenimiento en Aravaca Madrid debemos informarte de que el ejercicio físico es conveniente y positivo para la mujer embarazada y para su futuro hijo, aunque debe hacerse siempre de acuerdo con el médico.

Los mejores ejercicios son los que se realizan en el agua, porque con la natación y la hidrogimnasia se evitan esfuerzos gravitacionales y se consigue aminorar las molestias de espalda. También se reduce la retención de líquidos. Es algo que sabemos bien en gimnasia de mantenimiento en Aravaca Madrid y que debes tener en cuenta si estás embarazada.

De todas formas, conviene advertir de que hay ejercicios que las gestantes no pueden realizar. Y que como cada mujer es un mundo, no hay dos embarazos iguales. Lo que fue bueno para una amiga tuya, puede no serlo para ti.

Te tendrán que preparar un plan de trabajo personalizado que dependerá de tu forma física. Y de si padeces hipertensión o presentas cuadros de mareos, vómitos, fatiga, contracciones o hemorragia vaginal.

Más complicado resultará todo en caso de embarazo múltiple, si el feto presenta un crecimiento inadecuado o si tienes problemas cardíacos. Si se dieran estas circunstancias, el ejercicio físico estaría totalmente contraindicado.

Si realizabas ejercicio físico antes de quedar embarazada, probablemente puedas seguir haciéndolo, aunque con menor intensidad y también con previa consulta al médico. Si no hacías nada, sería bueno que durante la gestación nadaras o caminaras de forma moderada. Pero insistimos, siempre bajo prescripción facultativa. 

También te iría bien un poco de yoga, pilates o baile. Lo que nunca debes hacer bajo ningún concepto es levantar peso o realizar ejercicios abdominales.

Ven a Ballet M H porque con las salvedades que hemos comentado, el ejercicio físico será bueno para ti y para tu bebé. Te ayudará a controlar el peso y a mejorar tu estado de ánimo. ¡Te esperamos!