En nuestra escuela de danza y baile en Aravaca – Madrid puedes aprender la esencia del ballet clásico o del flamenco de la misma forma que puedes optar por otros bailes modernos como zumba o funky. En esta ocasión, vamos a aprovechar este espacio para hablarte de este último, el funky, un estilo musical con gran influencia del jazz y del soul que te enamorará desde el primer acorde. ¡Anímate y aprende a moverte a ritmo de funky!

El origen del funk tenemos que buscarlo en la música negra de finales de los 50 donde el jazz comenzó a combinarse con el blues, el R&B, el góspel y ciertas músicas más tribales de inspiración africana. Como amalgama de todas ellas, el funky es una música desenfadada, animada y muy bailable. Para muchos, pensar en el funky es pensar en un chico de color con pelo a lo Jackson Five y estética setentera de discoteca. Aunque el funky es mucho más que eso.

Musicalmente se caracteriza por ritmos muy marcados en los que la melodía cede el protagonismo a la percusión y al bajo eléctrico. Como buena música de inspiración africana que es, el funky se construye sobre un ungroove complejo en donde guitarra, bajo, teclado y batería pueden complementarse con saxos, trompetas y trombones. Aunque el funky que se crea en la actualidad y que vas a bailar en nuestra escuela de danza y baile en Aravaca – Madrid se acerca más a la música disco que este mismo ritmo inspiraría años después.

Resulta imposible hablar de funky y no mencionar a James Brown, el considerado Godfather of Soul. En 1965, James Brown provocó un punto de inflexión en la música soul al crear una serie de temas en los que el ritmo y las notas del bajo destacaban sobre la melodía: estamos ante el nacimiento del funky, que da el salto de la cultura popular de barrio al mundo entero y que ahora puedes aprender a bailar en Ballet M H.